El Estadio Panathinaikó, sede de los primeros Juegos Olímpicos Modernos, está construido con mármol blanco del Monte Pentélico.
554